Consejos para recoger objetos en Luigi’s Mansion 2

Si aspiras a más que a aspirar fantasmas en Luigi’s Mansion 2, sigue leyendo para saber cómo encontrar objetos coleccionables de lo más chulos, ¡como joyas y tesoros!

¡Nada en la abundancia!

Coleccionar tesoros (como monedas) viene de perlas para aumentar las capacidades de la Succionaentes 5000, lo cual te proporciona más potencia y más energía para el desoscurizador. Acumular suficiente dinero desbloquea estas mejoras automáticamente, con lo cual es más fácil aspirar espectros. Vamos, que aunque no te fascinen las búsquedas de tesoros, desde luego a Luigi le harás la vida mucho más fácil.

¡Indaga!

Cada una de las cinco mansiones está repleta de todo tipo de objetos con los que interactuar. Desde ventiladores a flores, hay un montón de cosas que investigar. No tienes más que acercarte al objeto en cuestión y pulsar el botón X para inspeccionarlo: nunca se sabe qué cachivaches esconden los jarrones o cajas de herramientas de estas mansiones tan misteriosas.

Cuando necesites algo tecnológicamente más avanzado que las manos de Luigi, no hay nada comparable a la Succionaentes 5000 para hallar riquezas ocultas. Expulsa aire con el botón L o aspira cosas con el botón R, pero no te pongas a agitar el aparato sin ton ni son: aguza la vista para percatarte de aquellos lugares que parezcan tener gato encerrado. Un simple papel de tapiz rasgado o una cortina que abulta más de la cuenta pueden tener premio. Y si ves una hélice, rueda o rotor, ¡no te cortes y gíralo, a ver qué pasa!

Mira a tu alrededor

Cualquiera que deambule por los pasillos de una mansión encantada más solo que la una va tener los ojos bien abiertos sí o sí. Y Luigi no podía ser menos: a menudo dirigirá la mirada hacia aquello que llame su atención. No le quites el ojo de encima... a sus ojos.

Mantenerse ojo avizor es una forma ideal de encontrar recompensas ocultas. Dirígete a la esquina noreste del cañón en la Fábrica de Relojes para encontrar una puerta que te llevará a una oportunidad que ni pintada para conseguir tesoros, bajo el lema: ¡el que no corre, vuela!

¡A desoscurizar!

Algunos de los tesoros están tan bien escondidos que ni siquiera podrás advertir su presencia a primera vista. Si sientes que falta algo (como una pila de libros o una estatua enterita), ¡dale caña al desoscurizador para ver qué te depara! El desoscurizador es una herramienta inestimable en tu búsqueda de pasta gansa: trata de alumbrar cualquier cuadro de monedas que encuentres por las mansiones, por ejemplo. Busca por doquier y tal vez te lleves el premio gordo, como el escondido en la esquina inferior izquierda del refugio de la Fábrica de Relojes...

Oportunidades de oro

Naturalmente, aspirar fantasmas constituye un método formidable para engrosar tus arcas. Derrotar a varios espectros a la vez te reportará pingües beneficios. Como ves, merece la pena mejorar tu dominio de la Succionaentes.

Ten presente que algunos espectros valen más que otros: ¡atrapa a un Verdestro dorado y ya verás como te forras! Encontrarlos no es tarea sencilla, pero si usas el desoscurizador para revelar la pasarela que se encuentra en el patio de las Torres Encantadas, ¡irás por el buen camino! Pero como estos fantasmas dorados solo aparecen en ciertas misiones, no te vengas abajo si no lo consigues al principio. ¡Prueba con otra misión!

Hay otros enemigos dorados más pequeños que también entrarán en escena de vez en cuando, pero son más fáciles de despachar: al igual que los roedores o murciélagos comunes, basta con aturdirlos con la estrobombilla y convertirlos en tesoros al instante, ¡delante de tus narices!

¡Joyas a la vista!

Si andas detrás de algo más brillante que las monedas o los lingotes, ¡querrás echarle el guante a las joyas! Para encontrar las 13 que hay desperdigadas en cada una de las mansiones, vas a tener que peinar estas últimas a fondo. Por poner un ejemplo, en Villa Tenebrosa deberás buscar tras las cortinas del estudio, descongelar un bloque de hielo en la cocina, hallar la estatua que falta en el patio trasero y muchas cosas más. Podrás ver cada joya recogida en la cámara acorazada: ¿tienes lo que hay que tener para encontrarlas todas?


Más sobre: Juegos