Atención al consumidor

Recibe ayuda sobre las consolas, juegos y servicios de Nintendo.

La consola se apaga repentinamente.

Estas son algunas posibles razones del apagado repentino:

La consola no está recibiendo un mínimo de 5V/1.0A/5W.

Para que la consola funcione debe recibir un suministro de corriente constante de al menos 5V/1.0A/5W. Aunque el suministro de corriente no llegue a ese nivel, es posible que la consola funcione temporalmente, pero será inestable. Prueba a cambiar el dispositivo suministrador de corriente.

La función de autoapagado está activada.

Esta función apaga automáticamente la consola.

Esta función puede desactivarse en las opciones del menú HOME. Si la consola no detecta señal del mando durante 60 minutos, el juego se guarda y la consola se apaga automáticamente. La próxima vez que inicies el juego, ese punto de suspensión no guardado aparecerá en el menú HOME. Puedes continuar donde lo dejaste iniciando el juego desde ese punto de suspensión.

El cable USB no está correctamente conectado.

Comprueba que el cable USB que viene incluido está correctamente conectado a la consola y al dispositivo suministrador de corriente.

Si después de estas comprobaciones la consola sigue apagándose, ponte en contacto con nosotros.