Atención al consumidor

Recibe ayuda sobre las consolas, juegos y servicios de Nintendo.

La pantalla LCD está rota

Si una de las pantallas de la Nintendo DS tiene manchas de colores (incluso cuando la consola está apagada), quiere decir que la pantalla LCD está rota.

Esta avería solo puede deberse a un factor externo (caídas o golpes). También puede deberse a que la consola ha estado expuesta a calor o frío extremos, o a un cambio brusco entre temperaturas extremas.

Los primeros signos de avería suelen aparecer durante el funcionamiento: se ven grietas finas en la pantalla LCD. Si el cristal líquido sigue derramándose, la presión provocará una rotura.

La rotura de la pantalla LCD solo puede deberse a un factor externo, resultante de un uso inapropiado de la consola, los accesorios o los juegos. En tal caso, la garantía queda anulada y será necesario pagar por reparaciones o sustituciones.