Consejos para los champiñones gigantes

Con respecto a: Nintendo DS


A Mario siempre se le ha dado bien aplastar enemigos, pero hasta que apareció New Super Mario Bros. para Nintendo DS, siempre lo había hecho a la vieja usanza: saltito encima de la cabeza y listos. Pero los tiempos han cambiado. Gracias al nuevo champiñón gigante, Mario puede alcanzar un tamaño descomunal y ponerlo todo patas arriba durante 20 intensos segundos en cualquier fase. No hay Goomba, Koopa o tubería que se libre de la furia que provoca la ingestión del champiñón gigante.

Los champiñones gigantes te otorgan un poder sin parangón que debes usar con responsabilidad. He aquí una breve lista de información esencial sobre estos champiñones enormes y naranjas con los que Mario siempre pisa fuerte.

Es temporada de champiñones gigantes
Lo primero que debes saber sobre estos champiñones es dónde encontrarlos. Hay algunos valiosos ejemplares repartidos a lo largo de las fases, pero también puedes obtenerlos en las casas naranjas de Toad que verás en tu camino. Claro está, es posible que debas superar unas cuantas fases para poder llegar hasta una de ellas... a no ser que aproveches este truquito.

Cuando llegues al final de la fase, no te lances apresuradamente a por el asta. Controla el tiempo restante que se muestra en la pantalla y agarra la bandera justo cuando los dos últimos dígitos coincidan con los números 77, 88 o 99: así conseguirás que aparezca una nueva casa naranja de Toad en el mapa: esto te pondrá en bandeja el champiñón gigante.

Quien siembra el caos, recoge champiñones
Cuando uses el champiñón gigante, en la parte superior de la pantalla aparecerá una barra de color blanco dividida en cinco secciones. Cuantos más estragos causes, más rápido se llenará la barra. Por cada una de las secciones que llenes, obtendrás un champiñón de vida extra como recompensa. No es fácil encontrar el lugar idóneo para arrasar con todo, pero no olvides que el inicio de la fase es un buen candidato.

El champiñón gigante que recoges en el mundo 1-1 es tu billete para cinco champiñones de vida extra (y recuerda que puedes volver a jugar las fases tantas veces como quieras). Si no consigues destruir lo suficiente el paisaje a la primera para completar las cinco secciones, el mero deleite de arrastrar un pequeño rincón del Reino Champiñón debería motivarte a intentarlo de nuevo.

Bájale los humos al jefe
¿A que no parece justo? Todos estos años luchando con tesón, sorteando todo tipo de peligrosos obstáculos y trampas fase tras fase, para que Mario acabe midiéndose a un jefe final que le triplica o cuadruplica en tamaño. Si quieres que cambien las tornas, resérvate un champiñón gigante y úsalo cuando comience el combate contra el jefe. Ese canalla pasará de ser aterrador a estar aterrado, aunque no por mucho tiempo; concretamente el que te lleve aplastarlo como a un insecto.

¡Lluvia de monedas!
¿Andas escaso de guita? Para hacer tu agosto, nada mejor que pegar un salto bomba después de haber ingerido un champiñón gigante, y el dinero te lloverá del cielo: o al menos te lloviznará. El número de monedas no será abundante, pero menos da una piedra. A veces caerán Goombas en vez de monedas. Aplástalos con tus megazapatos para rellenar el medidor de daño.

De Mini a Mega
Conseguir las monedas estrella de New Super Mario Bros. No es moco de pavo; a veces necesitarás convertirte en el diminuto Mini Mario para hacerte con algunas. En el mundo 7-5 hay una que solo puedes coger encarnando a Mini o Mega Mario.

Aproximadamente a mitad de la fase te toparás con una minitubería cubierta por un bloque. Tendrás que transformarte en Mini Mario y usar un Bob-omb para destruir el bloque y acceder al área subterránea. Allí verás una moneda estrella debajo de una tubería y un bloque ? con un champiñón gigante, que necesitarás para ese objeto tan preciado.

Con pies de plomo
A pesar de que Mario adquiere una fuerza considerable cuando engulle un champiñón gigante, se deben tener en cuenta una serie de cosas. En primer lugar, es posible que algunas de las estructuras que destroces fueran el pasaporte para otra zona de la fase que pasa a quedar fuera de tu alcance. Así que si has arrasado todo un nivel, arrancando tuberías de cuajo y cortando parras, deberías sin falta volver atrás y echar un vistazo a aquello que te hayas podido perder de forma más relajada. Por último, aunque Mario es invencible cuando alcanza ese tamaño, no olvides que puede caer por un agujero si no andas con cuidado. ¡Si es que logras encontrar un agujero de tamañas dimensiones, claro!