Enfrentarse a los jefes

Con respecto a: Wii


AVISO: El siguiente texto trata sobre algunos de los jefes enemigos que encontrarás cuando juegues a METROID: Other M.

Coloso brug
Hasta que tu comandante no apruebe el uso de misiles, lo único que podrás hacer es esquivar los ataques del enemigo. Una vez que tus explosivos estén disponibles, deberás rodear al Coloso brug y esperar hasta tener a tiro su único ojo. Cuando esto ocurra, cambia a la vista exploración y descarga un misil al objetivo. Después, cuando los tentáculos de la criatura estén inutilizados gracias a tus aliados, hazlos pedazos antes de apuntar al cuerpo de tu enloquecido enemigo. Culmina el trabajo con otro disparo al ojo del monstruo. ¡Felicidades, has acabado con tu primer jefe!

Colmiárido
Este enemigo en forma de gusano comenzará su ataque saliendo de las paredes. No pierdas la calma y dispárale misiles antes de que él dispare en tu dirección, para obligarle a salir a campo abierto. Entonces, retrocede y cósele a tiros hasta que puedas hacer blanco en su parte inferior. Cuando esto ocurra, dale un Golpe de Gracia para finalizar la batalla. Aparecerá un segundo colmiárido, más escurridizo, al que te costará acertar con los misiles. No sueltes tu arma y repite el proceso descrito para deshacerte también de él.

Rey Kihunter
La primera línea de defensa contra el rey está formada por un ejercito de insectos similares a las avispas. No dejes de moverte y encárgate de ellos utilizando el Rayo Difusor. Ahora que la primera oleada de estas criaturas ha desaparecido, es momento de destruir algunas de las cinco vainas que cuelgan del techo. Para ello, entra en la vista exploración y dispara misiles cuando las vainas abran fuego contra ti. Mantén este esquema de ataque hasta que las vainas hayan sido completamente destrozadas y luego encárgate del Rey Kihunter disparándole misiles.

Monstruo misterioso
Sin poder dejar el suelo, las batallas en primera persona te limitan a apuntar bien tu retícula y replicar a tu enemigo con disparos muy certeros. Comienza manteniendo tu visión en la cola de esta criatura y disparando contra ella para evitar ser arponeado. Durante el resto de la batalla, dispara con tiento misiles a la cara de tu enemigo para acabar con él.

Goyagma
¿Por qué combatir el fuego con fuego si dispones de hielo en tu arsenal? Evita la gran garra de Goyagma y apunta al punto rojo de su cuerpo con el Rayo de Hielo. Esto congelará esta área y la debilitará para que puedas hacer uso del ataque con misiles. Realiza esta secuencia en dos ocasiones y luego utiliza de nuevo el Rayo de Hielo para congelar la garra del gigante. Una vez que lo hayas conseguido, usa el Asalto para provocar el mayor daño posible. Repite la secuencia final todas las veces que sea necesario para destruir al enemigo.

Ferroprensa RB176
Comienza dando a este gran monstruo robot una buena ración de tu Rayo de Hielo, dirigida a su hombro. Cuando esta articulación esté cubierta de hielo, apunta con tus misiles a esa zona para destrozar el brazo de la ferroprensa. Repite esta acción en el otro brazo y prepárate porque la máquina atacará arremetiendo repentinamente hacia delante. Estas embestidas pueden ser evitadas con la Defensa Sensorial, que tendrás que combinar con el uso del Rayo de Hielo para parar literalmente a la ferroprensa. Cuando los puntos débiles de la máquina en azul metálico estén a la vista, dispara tus misiles hacia ellos para finalizar la batalla.

Vorash
Las cosas se ponen calientes en la batalla contra Vorash; una batalla que deberías comenzar disparando a los puntos débiles más obvios del monstruo: su cabeza y su cuerpo. Cuando abra la boca del todo, utiliza el Rayo Enganche para atraerle hacia ti y disparar misiles hacia su tripa una vez que quede expuesta. Vorash retrocederá y volverá a atacar, pero si has aprendido los movimientos anteriores, a buen seguro serás el ganador.