Atención al consumidor

Recibe ayuda sobre las consolas, juegos y servicios de Nintendo.

Consejos de seguridad

Sabemos que la seguridad y el bienestar de tu hijo son muy importantes para ti. A pesar de que jugar con una consola es, en general, una actividad muy segura, es conveniente conocer algunos consejos de seguridad que tu familia y tú deberéis seguir cuando utilicéis la consola. La Wii presenta una nueva forma interactiva de jugar y disfrutar de los videojuegos. El mando de Wii permite controlar el juego intuitivamente mediante movimientos físicos. Los jugadores se meten en el juego porque tienen que imitar los movimientos que quieren que realice el personaje de la pantalla. Si es un juego de béisbol, tendrás que moverte como si fueras a golpear una bola con un bate; si es un juego de tenis, tendrás que moverte como si tuvieras una auténtica raqueta de tenis; si luchas con espada, tendrás que imitar los movimientos de un auténtico espadachín.

Por todo ello, es importante que los padres estén pendientes de que sus hijos jueguen de forma adecuada. Los jugadores deben descansar de diez a quince minutos después de cada hora de juego. Aunque no lo crean, lo necesitan. Si, debido al movimiento físico, el jugador siente cansancio o dolor en las manos, las muñecas, los brazos o los ojos, o si siente un cosquilleo o tiene los miembros dormidos o agarrotados, debe dejar de jugar y descansar durante varias horas antes de volver a empezar.

El movimiento físico que realiza el jugador se transmite a través del mando de Wii a la consola Wii.  Para asegurarte de que el entorno de juego es seguro, comprueba que tus hijos y otros jugadores siguen las siguientes recomendaciones:

  • Cerciórate de que los jugadores tienen suficiente espacio para jugar.  Para evitar que golpeen objetos o a alguna personas, comprueba que no hay nada ni nadie en el radio de acción del jugador. El jugador debería situarse a de uno a dos metros y medio de la barra de sensores de Wii que se coloca en el televisor.
  • Al jugar con el mando de Wii se realizan movimientos rápidos y bruscos. Por favor, comprueba que todos los jugadores se colocan la correa del mando de Wii para evitar que se les escape; de lo contrario, podrían dañar el mando y los objetos que haya alrededor, e incluso hacer daño a alguien. Consulta el manual de configuración de Wii para obtener más información.
  • Cuano utilices el Nunchuk, comprueba que lo has conectado al mando de Wii en el conector de la extensión externa de este.

Si sigues estas recomendaciones, te aseguramos que tanto tú como tú familia podréis jugar y divertiros sin correr ningún peligro.