El cursor está descentrado, aparece y desaparece, funciona de forma irregular, etc.

Con respecto a: Wii


  • La lente del puntero del mando de Wii debe estar libre de toda obstrucción y suciedad (pegatinas, manchas, etc.) La lente del puntero es el rectángulo de color situado en la parte delantera del mando de Wii.
  • Prueba, si es posible, con otro mando de Wii y comprueba si el problema persiste.
    • Si el otro mando de Wii funciona, es probable que el primero esté averiado. Pincha aquí para escribirnos un email e intentaremos ayudarte.
    • Si ningún mando de Wii funciona correctamente o sólo tienes uno, continúa leyendo.
  • Comprueba si funciona el sensor de dirección poniendo el mando de Wii bocabajo, de modo que los botones miren al suelo. Si el cursor no señala hacia abajo, quiere decir que el sensor de movimiento del mando de Wii está averiado. Pincha aquí para escribirnos un email e intentaremos ayudarte.
  • Evita que las fuentes de luz brillante que pueda haber detrás o cerca del televisor, incluyendo la luz solar, incidan directamente sobre el mando o se reflejen sobre la pantalla del televisor. Aparta las fuentes de luz infrarroja de la zona donde juegues: estufas eléctricas, de propano y queroseno, fuego de chimeneas o velas y cocinas u otras fuentes de calor. Si alguna luz brillante se refleja en la pantalla del telvisor o detrás de este, apaga dicha luz.
  • Asegúrate de que la barra de sensores está colocada correctamente:
  • Observa si el cordón de la barra de sensores tiene algún cable pelado o algún otro problema y comprueba que no haya obstáculos delante de la barra de sensores.
    • Recuerda que debes usar el mando de Wii a una distancia de entre uno y tres metros del televisor. Comprueba si la barra de sensores está colocada correctamente (ver Colocación de la barra de sensores).
    • Cerciórate de que la sensibilidad de la barra de sensores está bien configurada:
      • La sensibilidad de la barra de sensores determina a qué distancia del televisor puede situarse el jugador. Si sales del radio de alcance de la barra de sensores, el cursor aparecerá y desaparecerá. Para obtener información sobre cómo ajustar la sensibilidad de la barra de sensores, pincha aquí.
      • Cuanto más alta es la sensibilidad de la barra de sensores, más le afectan la luz y las fuentes de calor infrarrojo. Evita que las fuentes de luz brillante que pueda haber detrás o cerca del televisor, incluyendo la luz solar, incidan directamente sobre el mando o se reflejen sobre la pantalla del televisor. Aparta las fuentes de luz infrarroja de la zona donde juegues: estufas eléctricas, de propano y queroseno, fuego de chimeneas o velas y cocinas u otras fuentes de calor.
  • Revisa los puntos de configuración de la sensibilidad:
    Accede a la configuración de la barra de sensores desde el menú de Wii (pincha aquí para obtener más instrucciones sobre esta opción).
    • Si sólo aparece un punto, o no aparece ninguno, en la pantalla de configuración de la sensibilidad, es probable que la barra de sensores esté averiada. Pincha aquí para escribirnos un email e intentaremos ayudarte.
    • Si aparecen más de dos puntos, el problema es que el mando de Wii capta otra fuente de luz u otra fuente de calor infrarrojo. Aparta las fuentes de luz infrarroja de la zona donde juegues: estufas eléctricas, de propano y queroseno, fuego de chimeneas o velas y cocinas u otras fuentes de calor.
    • Si salen dos puntos, pero el cursor sigue apareciendo y desapareciendo incluso cuando te acercas al televisor, es probable que la consola Wii esté averiada y es necesario repararla. Pincha aquí para ponerte en contacto con nuestro servicio de atención al consumidor.