Cumplimiento de las directivas de la UE

Nintendo Europa ("Nintendo") y sus productos cumplen con todas las directivas y reglamentos de la Unión Europea que le son aplicables y que en su mayoría garantizan la protección del medio ambiente y la salud y seguridad del consumidor en lo relativo a la fabricación, distribución y uso de los productos de Nintendo. A continuación ofrecemos un breve resumen de las disposiciones legislativas clave de la Unión Europea aplicables y de su cumplimiento por parte de Nintendo.

Directiva 2012/19/UE sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (Directiva RAEE)

El objetivo de la Directiva RAEE es fomentar la reutilización y reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos. Asimismo incita a los fabricantes de estos aparatos a diseñarlos y producirlos teniendo en cuenta estas consideraciones y les responsabiliza de financiar la gestión de los residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos que hayan puesto en el mercado. Nintendo diseña sus productos respetando plenamente la Directiva RAEE y coopera con instituciones regionales autorizadas para facilitar la recogida, tratamiento, reciclaje y eliminación no contaminante de los residuos. Los consumidores pueden encontrar información sobre los sistemas de recuperación y recogida disponibles para los aparatos eléctricos y electrónicos usados en los manuales y embalajes de los productos de Nintendo.

Directiva 2006/66/CE relativa a las pilas y acumuladores y a los residuos de pilas y acumuladores y por la que se deroga la Directiva 91/157/CEE (Directiva sobre pilas)

Al igual que la Directiva RAEE, la Directiva sobre pilas tiene como objetivo reducir el impacto medioambiental de la fabricación, distribución, uso, retirada y reciclaje de pilas y baterías recargables. Prohíbe la distribución de pilas y baterías recargables que contengan ciertos metales peligrosos y establece normas de etiquetado, seguridad en la retirada del aparato, recogida y reciclaje. Las baterías incluidas en los productos Nintendo cumplen plenamente los requisitos de esta directiva. Los consumidores pueden encontrar información sobre la retirada segura y el reciclaje de las baterías en los manuales de sus productos. Nintendo coopera plenamente con instituciones regionales autorizadas para facilitar la adecuada recogida y la recuperación o eliminación respetuosa del medio ambiente de sus baterías.

Directiva 94/62/CE relativa a los envases y residuos de envases

La Directiva relativa a los envases y sus residuos pretende evitar la formación de residuos de envases y estimular la reutilización y el reciclado de envases. En cumplimiento con esta directiva, Nintendo participa en el programa paneuropeo Punto Verde y utiliza el símbolo Punto Verde en los envases de venta de sus productos.

Directiva 2011/65/UE sobre restricciones a la utilización de determinadas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos (RoHS)

En cumplimiento de esta directiva, Nintendo garantiza que los aparatos eléctricos y electrónicos que distribuye no contienen niveles superiores a los legalmente permitidos de plomo, mercurio, cadmio, cromo hexavalente, bifenilos polibromados (PBB) y difeniléteres polibromados (PBDE).

Directiva 1999/5/CE sobre equipos radioeléctricos y equipos terminales de telecomunicación (Directiva RTTE)

Esta directiva se aplica a todos los equipos radioeléctricos y equipos terminales de telecomunicación (los equipos que se comunican utilizando un espectro de radio frecuencia amplio y/o redes de telecomunicación públicas). Los productos de Nintendo cumplen dicha directiva, que requiere que estos equipos usen de forma eficaz el espectro de radio frecuencia destinado a comunicaciones terrenas/espaciales por radio, para reducir las interferencias dañinas.

Directiva 2014/30/UE relativa a la compatibilidad electromagnética (Directiva CEM)

Los aparatos eléctricos o electrónicos interfieren entre sí cuando se intercomunican o se encuentran unos cerca de otros. El objetivo de la directiva sobre compatibilidad electromagnética es controlar estos efectos secundarios. Nintendo somete sus productos eléctricos y electrónicos a controles para garantizar que, en caso de estar colocados cerca de otros productos eléctricos o electrónicos, no causen interferencias ni se vean afectados por interferencias electromagnéticas.

Directiva 2014/35/UE sobre la armonización de las legislaciones de los Estados miembros en materia de comercialización de material eléctrico destinado a utilizarse con determinados límites de tensión (Directiva baja tensión)

Según la directiva en materia de “baja tensión”, los aparatos eléctricos deben estar diseñados de manera que no pongan en peligro la seguridad de las personas, los animales domésticos y los bienes en caso de que se produjese un contacto fortuito, o si surgiese un riesgo causado por influencias externas, como por ejemplo un riesgo eléctrico, mecánico, químico o relativo al ruido y las vibraciones con repercusiones sobre la salud. Nintendo cumple esta directiva en la producción y los controles de calidad de sus productos.

Directiva 2009/125/CE por la que se instaura un marco para el establecimiento de requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos vinculados a la energía (Directiva ErP)

La Directiva ErP clasifica las consolas de Nintendo como productos vinculados a la energía. Esta directiva no impone per se ningún requisito específico de diseño ni de eficiencia energética, pero instaura un marco para el establecimiento de medidas subyacentes aplicables a categorías de productos específicas. Nintendo toma medidas para asegurarse de que, donde sea relevante, sus productos cumplan con el Reglamento 1275/2008 sobre los modos "preparado" y "desactivado" de los equipos electrónicos y eléctricos domésticos y con el Reglamento 278/2009 relativo a las fuentes de alimentación externas.

Directiva 2001/95/CE relativa a la seguridad general de los productos (DSGP)

Esta directiva establece un marco general de seguridad para todos los productos de consumo e impone obligaciones a los fabricantes para que controlen la seguridad de estos productos y tomen las medidas necesarias en caso de que hayan colocado un producto no seguro en el mercado de la UE. Si bien no hay requisitos específicos en ninguna de las directivas mencionadas arriba que regulen ningún aspecto concreto de la seguridad de los productos de Nintendo, Nintendo tiene siempre en cuenta los requisitos generales de seguridad impuestos por la DSGP en lo relativo al diseño, producción y suministro de sus productos.

REGLAMENTO (CE) nº 1907/2006 relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos (REACH)

Aunque hay legislación aún vigente sobre esta materia, REACH es ahora el reglamento principal que controla la fabricación, la importación y el uso de sustancias químicas en la UE. El objetivo de REACH es mejorar la protección de la salud humana y el medio ambiente y para ello confiere una mayor responsabilidad a la industria a la hora de gestionar los riesgos derivados de las sustancias químicas. Dado que Nintendo no produce ni importa sustancias químicas, no tiene la obligación de registrarse directamente en REACH. Sin embargo, como usuario intermedio, Nintendo toma medidas para asegurarse de que todos sus proveedores estén registrados en REACH, cuando proceda. Además de los requisitos de registro y autorización, REACH contiene restricciones completas del uso de determinadas sustancias, incluidos ftalatos, con las que los productos de Nintendo cumplen íntegramente.

El marcado CE de conformidad

El marcado CE es un requisito de determinadas directivas europeas clasificadas como directivas "de Nuevo Enfoque" (las cuales incluyen muchas de las recogidas anteriormente). La inclusión del marcado CE indica que el producto ha alcanzado el nivel de seguridad necesario y cumple con los requisitos que se indica en las directivas aplicables. Los productos de Nintendo llevan el marcado CE de conformidad como prueba de que Nintendo ha tomado las medidas necesarias para asegurarse de que sus productos cumplen los requisitos aplicables en cada caso.