Actualización del Centro de Investigación de Cefalópodos: un arsenal familiar para Splatoon 2


07-03-2017

CI_NSwitch_Splatoon2_InklingBoy.jpg

¡Splatoon 2 llegará a Nintendo Switch este verano y la emoción nos embarga de tal manera que apenas podemos contenerla! Incluye un sinfín de nuevos contenidos, además de armas nunca vistas, por lo que nos estamos dedicando en cuerpo y alma a investigar.

Os iremos poniendo al corriente de las novedades en el futuro, pero mientras tanto vamos a repasar algunas de las armas heredadas del primer juego que tal vez recuerdes.

Lanzatintas

El Lanzatintas, de eficacia probada, no ha cambiado radicalmente en Splatoon 2. ¡Por eso a los inklings más avezados esta arma les sentará como un guante!

CI_NSwitch_Splatoon2_Splattershot.jpg

Cargatintas

Este es el Cargatintas de Splatoon 2. Su diseño ha cambiado ligeramente con respecto al juego original, al igual que el Rodillo básico y el Lanzatintas. Este arsenal clásico sigue causando furor entre los inklings.

CI_NSwitch_Splatoon2_SplatCharger.jpg

Derramatic

El Derramatic, popular donde los haya, también regresa por todo lo alto en Splatoon 2. Los más observadores se percatarán de los sutiles retoques estéticos en su asa y en el brazo de suspensión.

CI_NSwitch_Splatoon2_Slosher.jpg

Tintralladora

¿Te acuerdas? Pues sí, la Tintralladora está de vuelta. Salvo el ángulo de sus característicos cañones, ajustado para facilitar el mantenimiento, conserva la funcionalidad del modelo original.

CI_NSwitch_Splatoon2_Splatling.jpg

Rodillo básico

No creerías que nos habíamos olvidado del fiable Rodillo básico, ¿verdad? Que no cunda el pánico, porque regresa dando caña de la buena.

CI_NSwitch_Splatoon2_SplatRoller.gif

Estas son las cinco categorías de armas que vuelven en Splatoon 2. ¡No os perdáis las abundantes actualizaciones que os tenemos preparadas! Encontrarás más información sobre Splatoon 2 en nuestra página del juego Splatoon 2, y podrás obtener más actualizaciones en la página de Facebook de Splatoon, donde publicaremos nuestros hallazgos.

¡Mójate!